Según los datos publicados por el Consejo General del Poder Judicial, entre el año pasado, los Juzgados y Tribunales españoles dictaron un total de 65 sentencias en procedimientos en los que se investigaron delitos de corrupción. De ellas 44 fueron total o parcialmente condenatorias, lo que representa el 67,69%. Es decir, únicamente tuvieron una resolución absolutoria poco más del 30%.

Otro dato interesante es que durante este período se dictó auto de apertura de juicio oral o de procesamiento contra 273 personas físicas y 71 personas jurídicas. Este panorama refleja como incluso en países donde la corrupción no es sistemática, es necesario llevar a cabo una conducta diligente para evitar este tipo de riesgos.

Gobernanza como pilar de control interno

Ante la posible materialización de estas conductas es de gran utilidad valerse de una gestión adecuada de los indicadores y controles que nos ayudan a mitigarlos. De estar forma, es fundamental emplear herramientas que permitan la prevención, detección, corrección y persecución de estos riesgos.

Un plus para nuestro sistema de control es ser capaz de integrar todos estos elementos de tal forma que nos pueda avisar de que estos riesgos puedan estar materializándose. Para ello, plataformas digitales especializadas en el ámbito del compliance aportan un valor diferencial.

Este es el caso de Compaas, una herramienta que ofrece todas las funcionalidades requeridas para la implantación de un Sistema de Gestión de Compliance o un Modelo de Prevención Penal. Además, es una plataforma que se encuentra en mejora continua gracias a la experiencia y conocimientos de los expertos en compliance que la nutren.

AGENDAR DEMO