Los ex directivos de la FIFA Sepp Blatter y Michel Platini han sido acusados de fraude y otros delitos en Suiza. De acuerdo con los fiscales suizos, Blatter organizó ilegalmente una transferencia de dos millones de francos suizos (2,19 millones de dólares) a Platini en 2011. Esto tuvo consecuencias negativas sobre las instituciones que presidían; pues los fiscales dicen que el pago “perjudicó el patrimonio de la FIFA y enriqueció ilícitamente a Platini”.

Blatter y Platini se enfrentan ahora a un juicio por fraude en un tribunal de Bellinzona

Si son declarados culpables de los cargos, ambos podrían recibir penas de prisión de varios años o multas. El caso se abrió en septiembre de 2015 después de que la FIFA; el organismo rector del fútbol mundial, se viera salpicada por acusaciones de corrupción generalizada.

El Comité de Ética de la FIFA inició una investigación en la que ambos fueron expulsados del fútbol y obligados a dejar sus cargos. De esta forma, fue clave la aplicación de un elemento que había estado claramente ausente: la ética en el fútbol.

No hay que olvidar que la aplicación de principios éticos y de compliance o cumplimiento normativo, debe ser promovida desde las más altas instancias de cualquier organización. Esto es clave para dar ejemplo al resto de miembros de una entidad. El mundo de fútbol, durante este oscuro período, se caracteriza por una actitud opuesta de la que todavía se encuentra tratando de recuperarse.

Un pilar sobre el que apoyarse para llevar a cabo un programa de compliance que promueve un comportamiento ético, son las herramientas que nos permiten tener un control más exhaustivo. Dentro de ellos, destaca Compaas, desarrollada durante años en base a la experiencia de especialistas en el ámbito del cumplimiento normativo.

AGENDAR DEMO