La proliferación de estafas en el mercado de criptoactivos, que utilizan como cebo la publicidad en ambas tecnológicas, preocupa a la CNMV in extremis.

Una de las modalidades delictivas más frecuentes en la actualidad es la piratería de criptomonedas, por el atractivo que suponen esas divisas. Estos chiringuitos, además, se anuncian en distintas plataformas online, entre ellas Facebook y Google.

La CNMV, que fomenta la cooperación entre los actores de los mercados financieros para erradicar el fraude, no pasa por alto dicha actitud. Al igual que otros supervisores comunitarios, reiteradamente advierte sobre entidades específicas que carecen de autorización para operar y del peligro que implican para el inversor. Sin embargo, las gigantes tecnológicas parecen hacer oídos sordos a dichas advertencias, y continúan beneficiándose de los anuncios de chiringuitos financieros.

Ante esa impasividad, la CNMV ha declarado que, si no empiezan a autorregularse, solicitará al Ejecutivo que prohíba ese tipo de publicidad. El presidente de la Comisión sostiene que “muchos de los defraudadores se anuncian impunemente en redes sociales o en buscadores de internet y ahí es donde captan a sus víctimas”.

“Es injustificable que empresas que difunden publicidad de pago en redes sociales o buscadores se lucren admitiendo anuncios de entidades pirata, que están públicamente advertidas como chiringuitos financieros.”

El supervisor financiero insta a ambas empresas a que participen en el compromiso contra el fraude. A tal fin, deben negarse a anunciar aquéllas entidades que oficialmente han sido señaladas como defraudadoras, pese a la pérdida del lucro que conlleva.

Desde UBT Legal & Compliance estamos concienciados y somos expertos en la lucha contra la corrupción, para lo cual nos valemos de nuestra herramienta Compaas. Esta plataforma es mejorada continuamente. Ofrece valiosas funcionalidades para mitigar los riesgos de las distintas formas de fraude y de corrupción.

AGENDAR DEMO