La semana pasada la Securities and Exchange Commision anunció asignación de 2,5 millones de dólares a dos denunciantes. La información y ayuda de ambos condujeron a una acción de aplicación de la SEC.

El primer denunciante alertó al personal de la Comisión sobre un esquema fraudulento y provocó la apertura de una investigación. La información del segundo denunciante fue más limitada, pero también contribuyó al éxito de la acción de aplicación.

La SEC razonaba su concesión alegando que estos denunciantes proporcionaron información critica y una ayuda sustancial a la Comisión. Y que estos estos premios demuestran el compromiso de la SEC de compensar a los denunciantes que proporcionan información de alta calidad.

Desde el año 2012 la SEC ha concedido aproximadamente 1.100 millones a 226 personas desde su primer premio en 2012. Los pagos se realizan con cargo a los fondos de protección de los inversores establecidos por el Congreso que se financia en su totalidad a través de las sanciones monetarias pagadas a la SEC. Los cooperantes pueden tener derecho a una recompensa cuando proporcionan voluntariamente a la SEC información original, oportuna y creíble que conduce a una aplicación exitosa. Las indemnizaciones a los denunciantes pueden oscilar entre el 10 y el 30% del dinero recaudado cuando las sanciones monetarias superan el millón de dólares.

Ahora que se encuentra en boga la transposición de la Directiva Whistleblower, quizá sería el momento de aprovechar y proporcionar mecanismos como los de la SEC para alentar e incentivar el uso de estos mecanismos de detección y colaboración dentro de la Unión Europea.

Nuestra herramienta Compaas, adaptada a la normativa europea de protección de datos personales y la citada directiva, proporciona la seguridad y el cumplimiento de toda la normativa de aplicación, además de garantizar la confidencialidad e indemnidad de la información suministrada.

AGENDAR DEMO