La Securities and Exchange Commission ha anunciado tres indemnizaciones por un total de aproximadamente 3 millones de dólares a los denunciantes que proporcionaron información y asistencia en tres acciones cubiertas distintas.

  • En la primera orden, la SEC concedió una indemnización de aproximadamente 1,5 millones de dólares a un denunciante que proporcionó nueva información que hizo que el personal de la SEC iniciara un examen y posteriormente abriera una nueva investigación sobre posibles violaciones de las leyes de valores. El denunciante también ayudó al personal durante el curso de la investigación.
  • En la segunda orden, la SEC concedió a un denunciante más de un millón de dólares por proporcionar información que provocó la apertura de una investigación. El denunciante, una persona con información privilegiada que también informó de sus preocupaciones internamente, proporcionó asistencia continua al personal, incluyendo múltiples entrevistas.
  • En la tercera orden, la SEC concedió más de 400.000 dólares a un denunciante cuya información exhaustiva dio lugar a una investigación, y a partir de entonces prestó una importante cooperación continua. El denunciante también planteó sus preocupaciones internamente, lo que provocó el cese de la conducta.

Indemnizaciones a los denunciantes

La SEC ha concedido aproximadamente 1.200 millones de dólares a 254 personas desde que emitió su primera concesión en 2012. Todos los pagos se realizan con un fondo de protección de los inversores establecido por el Congreso que se financia en su totalidad a través de las sanciones monetarias pagadas a la SEC por los infractores de la ley de valores. No se ha tomado ni retenido dinero de los inversores perjudicados para pagar las indemnizaciones de los denunciantes. Los denunciantes pueden tener derecho a una recompensa cuando proporcionan voluntariamente a la SEC información original, oportuna y creíble que conduce a una acción de aplicación exitosa. Las indemnizaciones a los denunciantes pueden oscilar entre el 10% y el 30% del dinero recaudado cuando las sanciones monetarias superan el millón de dólares.

Siguiendo el ejemplo de la SEC estadounidense, la Unión Europea con la Directiva UE 2019/1937 (también conocida como Directiva Whistleblower) quiere combatir las irregularidades en cualquier ámbito de la empresa. Para ello, va a obligar a las organizaciones de más de 50 trabajadores a implantar canales de comunicación confidenciales que protejan a los potenciales denunciantes. Además, con esta normativa se quiere buscar la protección de los denunciantes de buena fe, asegurando la ausencia de represalias por parte de las organizaciones denunciadas.

Compaas, es la herramienta que integra la capacidad para la gestión de las comunicaciones (cumpliendo en todo momento con la legislación de protección de datos personales) y la operatividad para cumplir con la Directiva Whistleblower. La solución definitiva para el Compliance Officer.

AGENDAR DEMO